CONSEJOS PARA EMPRENDER EL NEGOCIO DE TUS SUEÑOS

joven empreendedor

Tener un negocio es un sueño que muchas personas compartimos, pero la idea de emprender suele ser un poco aterradora y más si nunca has tenido un negocio propio.

Lo bueno es que muchas personas ya lo han hecho y han alcanzado el éxito, además han compartido sus secretos y conocimientos para que futuros emprendedores logren enfrentar con un panorama más amplio los futuros retos y complicaciones de poner un negocio.

Emprender un negocio

Si bien es una idea que pasa por la mente de muchos, es necesario tener en cuenta que no solo hablamos de planeación financiera, capital humano, planeaciones estratégicas, cálculos de estructura y muchas otras cosas. También se necesitan algunas cualidades para que un emprendedor alcance sus objetivos.

Algunas de las más importantes son:

Tener paciencia

Es el requisito más valioso para triunfar en este gran proyecto, ya que es un camino largo y lleno de obstáculos que muchas veces te harán creer que no puedes seguir adelante. Pero tranquilo debes tener la suficiente paciencia para comprender como se está moviendo tu negocio, quizá al principio no tengas éxito inmediatamente, pero después de un tiempo todos tus esfuerzos rendirán frutos.

Tener tiempo

Tu proyecto requerirá de toda tu disponibilidad de tiempo para mantener su funcionamiento en orden, es importante que aprendas a distribuirlo para balancear tu vida laboral con la personal. Aprende a seleccionar prioridades y no brindes tiempo de más a situaciones que muchas veces no se pueden resolver, déjalas y continua.

Tener los recursos financieros necesarios

Además del tiempo y la paciencia, debes asegurarte de contar con los recursos financieros necesarios para comenzar tu negocio y sobre todo para respaldar cualquier conflicto o cambio que se presente. Siempre ten un plan de financiamiento que te pueda respaldar sin necesidad de hacer grandes cambios en tus presupuestos, que al final alteren la ejecución de tus estrategias.


Pasos para emprender un negocio

Para comenzar con tu nuevo negocio debes conocer una serie de aspectos básicos que son el pilar para que tu emprendimiento cuente con una buena estructura desde el comienzo, algunos de ellos son:

Analizar el entorno: una vez que has decidido abrir un negocio debes tomar en cuenta el entorno, en donde, definirás la ubicación ya sea física o virtual como una tienda en línea y analizarás cuantos negocios ofrecen lo mismo que tú. También analizarás las necesidades de los consumidores y de la zona o mercado para saber si tu negocio será rentable.

Definir la idea de tu negocio: una vez que conoces el entorno y sus necesidades, define a que rubro pertenecerá el emprendimiento que quieres iniciar, puede ser al sector restaurantero, de servicios o al comercial y también define el diferenciador que tendrá frente a tus competidores.

Realizar estudios de mercado: no tiene que ser uno muy complejo, puesto que tal vez no cuentes con los recursos, sin embargo, existen pequeñas técnicas de estudio de mercado que puedes utilizar para conocer la percepción de tus futuros clientes. Realiza encuestas a los locales, crea pequeños focus group, observa el comportamiento y hábitos de tus consumidores, entre muchas otras cosas que te servirán para tomar decisiones sobre tu emprendimiento.

Una vez que has cumplido con las tareas básicas, debes continuar con procesos más detallados con los que podrás definir y establecer la funcionalidad de tu negocio, las actividades son las siguientes:

  • Establecer un presupuesto realista
  • Establecer la identidad de tu negocio, con nombre, visión, misión y valores
  • Plantear los objetivos específicos y generales
  • Analizar a tu competencia directa
  • Elaborar un plan de negocios donde coloques cada fase del proyecto
  • Buscar financiamiento, puedes utilizar tu propio capital o buscar inversionistas
  • Definir tu producto, precio, plaza y promoción

Consejos finales para emprender

Muchos creen que emprender es una tarea fácil, pero no es así, es una labor muy compleja y retadora, por eso debes tener paciencia y perseverancia para que pronto puedas abrir tu propio restaurante, spa, librería o tienda de ropa.

También recuerda que existen muchas veces factores externos que no podemos controlar como lo son los políticos, económicos y sociales que si en algún momento te afectan no debes perder la cabeza, siéntate a analizar y reestructura tu plan de negocio.

Artículos recomendados